viernes, 28 de enero de 2011

¡ALO PISCOBAMBA!


¡ALO, PISCOBAMBA!
Un “ringing”, para utilizar una palabra inglesa, casi despertaba a toda la vecindad. Pues, eran otros tiempos, donde aun  recibíamos los telegramas que podían solamente ser una una buena noticia o una noticia de tragedia, no habia la posibilidad de gastar palabrar para chismear. El telegrama, era el medio de comunicación más rápido y eficaz que te lo cobraban literalmente por letras o palabras; por lo tanto había que ahorrase las preposiciones, conjunciones y demás categorías gramaticales. Y producto de tales ahorros hay "la mar" de anécdotas – "la mar" expresion habitualmente utilizada por mi tío el “Sargento Vidal” (Federico Vidal)-.  Muchos recuerdan sin duda aquel telegrama memorable del tío Pishtin, luego del aluvión de Pompey: “Hay un cadáver muerto sobre una piedra desconocida” o ese otro, que pienso es una constante por los Conchucos: “Hermana calata, San Juan encima”. Pero, son exageraciones jocosas que grafican el afán de síntesis mal elaborado de las personas que usaban ese medio.

                Quién no recuerda aquellas tardes apacibles en la Plaza de Chacas, en la que la quietud solamente era interrumpida por la voz gangosa  de la operadora del telégrafo con una “Aló, Picobamba” para luego  afanarse en trasmitir palabra por palabra los mensajes ultra sintéticos de los parroquianos de Chacas. Así, como nadie podría olvidar la aglomeración de personas ávidas de noticias de sus seres queridos en la puerta del correo, esperando tal vez, como el “Coronel” que no tenía quien le escriba, la carta que nunca llega. Ver la cara de desamparo y angustia de aquellos que no recibían ninguna “correspondencia”- que es como se llamaban las cartas - . Rostro que con el tiempo lo encontraria en la imagen del Coronel durante la lectura de “El Coronel no tiene quien le escriba” de  García Márquez, cada vez que el coronel iba a recoger la carta que nunca llegaba.
                Pero; la tecnología ha evolucionado tanto que los telégrafos fueron sepultados o se han convertido en  en objetos de decorativos de salas de anticuarios y coleccionistas. Ahora el celular, un adminículo casi inherente al ser humano que nos permite comunicarnos desde cualquier sitio del mundo civilizado, excepto algunos lugares de Chacas. Así como desde cualquier computador conectado a internet  podemos enviar y recibir mensajes, asi como sino audios, videos, imágenes, etc.    
                Y hago este preámbulo, para manifestar un reclamo que creo es compartido por todos los chacasinos que viven dentro y fuera de Chacas; que las autoridades se preocupen en gestionar la mejora del servicio de telefonía móvil  e internet que en estos momentos son absolutamente deficientes.  ¡Ya pues! Recuerden que estamos en el Siglo XXI, que la tecnología de la comunicación y la información es el marco de referencia del presente.

                Como colofón de bebo decir que el Ministerio de Educación y su súper ministro Chang, desde el mes de diciembre de 2010 hasta la fecha no recomponen de señal de internet de las Aulas de Innovación Pedagógica Huascaran en los colegios beneficiarios a nivel nacional y por lo tanto de Chacas.

                Ojala que el  nuevo alcalde se ponga las pilas y gestione que los operadores telefónicos mejoren su servicio. Si no, seguiremos buscando, provistos de detectores, señal telefónica para encontrar un lugar del cual hablar.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada